6 oct. 2020

Inicio de curso aplazado

Queridos amigos...

De acuerdo con las decisiones tomadas por la Junta de Castilla y León respecto a la evolución del CoVID-19, en pro de un bien común y con el fin de promover el aislamiento en la ciudad de León para reducir la curva del contagio, Club Kyoto se ve obligada a retrasar temporalmente la apertura de la temporada 2020, prevista para el próximo 7 de Octubre.

Confiamos en que esta situación dure lo menos posible y estamos convencidos de que las medidas de contención y prevención dictadas por parte de las autoridades contribuirán a frenar la propagación del coronavirus y permitirán recuperar la normalidad muy pronto.

Desde la Dirección de Club Kyoto les mantendremos puntualmente informados a través de nuestra web y redes sociales de cualquier novedad que pueda producirse en las próximas semanas respecto a la fecha de apertura del gimnasio que, deseamos, pueda ser lo antes posible.

Como no puede ser de otro modo, quedamos a la entera disposición para resolver cualquier consulta que les pueda surgir . En este sentido, pueden ponerse en contacto con nosotros a través de correo electrónico clubkyotoleon@gmail.com o bien llamando al teléfono 987212529.

Un abrazo

Sara Terán

 

28 sept. 2020

VUELVE A PRACTICAR JUDO CON SEGURIDAD Y RESPONSABILIDAD

Volvemos con ilusión, con compromiso, con mucho sentido común….Porque ante todo somos RESPONSABLES. Queremos ofrecer la máxima garantía de seguridad por nuestra parte y por ello vamos a aplicar unos protocolos experimentados ya en otras instalaciones.


22 sept. 2020

INSCRIPCIONES PARA CURSO 2020/2021

Volvemos con responsabilidad, con ilusión, con compromiso, con más ganas que nunca, con mucho sentido común….porque ante todo somos JUDOKAS, ahora nos toca a nosotros dar ejemplo. Queremos ofrecer la máxima garantía de seguridad por nuestra parte y por ello vamos a aplicar unos protocolos experimentados ya en otras instalaciones.

Haz clic aquí para realizar la Inscripción de la actividad de Judo para el curso 2020/2021.
Te resolveremos cualquier duda en el teléfono 987 21 25 29 (Horario de 10h a 14h). 

 

Haremos trabajo Individual. - Preparación física individual. - Técnica individual de Judo (Tandoku renshu). - Habilidades especificas de Judo. - Mejora de capacidades físicas como fuerza, agilidad, flexibilidad, etc. - Aprendizaje de fundamentos de judo, arbitraje, etc. . Todo ello guardando más distancia de seguridad de la recomendada, con todas las medidas impuestas por SANIDAD, con aforo limitado en todas las clases y por riguroso orden de inscripción. 


Todos los judokas que asistan deberán realizar la licencia Federativa del curso 2020/2021, cuyo precio se ha reducido sensiblemente. Trabajaremos en grupos estables de convivencia, las clases serán de 45min. Para poder desinfectar las instalaciones entre un grupo y otro. Las clases lunes y miércoles. Estos son los horarios: 

17:30H A 18:15H Nacidos 2012, 2013 y 2014 

18.30h a 19:15h Nacidos 2012, 2011 y 2010 

19:30h a 20:15h Nacidos 2009 y 2008 

20:30h a 21:15h Nacidos 2007 y anteriores (2006, 2005, etc) 

En caso de llenarse estos grupos formaremos nuevos horarios. El inicio de las clases será el 7 de Octubre.

Los clientes que habían abonado la cuota del mes de Marzo, se les descontará de la cuota de Octubre la parte proporcional de los 15 días que no asistieron por el confinamiento o bien se les devolverá en metálico, para ello pedimos que nos lo soliciten enviando un e.mail a clubkyotoleon@gmail.com o llamando al teléfono 987212529 (de 10h a 14h). 


Tendremos programas de entrenamiento adaptados a los diferentes grupos. Este programa se mantendrá hasta que nos permitan volver a disfrutar de nuestro deporte en condiciones habituales. 

Un abrazo fuerte, ¡te esperamos!

14 jun. 2020

SEGUNDO KYOTO.


SEGUNDO KYOTO.                      

            La subida del alquiler a cuatro veces la cantidad acordada de un día para otro hizo que a toda prisa tuviéramos que buscar otro emplazamiento, ya que nuestra economía no daba para tanto. Solo pudimos recuperar la lona para intentar adaptarla en un nuevo emplazamiento.
            En un piso de la Av. Suero de Quiñones,  tras tirar un tabique y unir dos habitaciones  instalamos el nuevo tatami. Como el anterior, formado por un rectángulo de madera relleno de serrin y forrado con la misma lona.
            Era un poco mas pequeño que el anterior, pero suficiente para seguir progresando en la técnica. Ya había aumentado el grupo de adeptos y empezamos  a ofrecer varios horarios separando por edades a los deportistas . El judo se había asentado definitivamente en León.
En el traslado acompañaron todos los judokas del tatami anterior, añadiendo a estos uno excepcional  como fue Antonio Alonso Régil, que posteriormente y tras finalizar sus estudios en Madrid introduciría el Judo en Zamora.
            En este segundo tatami, se iniciaron en el grupo infantil varios niños, como los hermanos Luis y Pedro Suárez e Isidro Costales que posteriormente serían muy buenos judokas.
            Por aquellos años inicié clases de Judo en el Colegio Maristas San José donde comenzó un numeroso grupo de entusiastas que mas tarde, también, serían grandes competidores como Amable González, Hnos. Sotillos, Fernando Viñuela, Carlos Valdés, etc.
En la misma época inicié el Judo en el Colegio Nacional San Claudio, a la vez que desarrollaba mi trabajo como profesor de Educación Física en el Instituto Padre Isla y aquellos se convirtió en una locura.
Esa locura de horarios duró dos años, comenzaba la primera clase a las 9 de la mañana, luego al Instituto, después a un colegio, tras la comida a otro colegio, Instituto, club, de modo que fácilmente la jornada terminaba a las 11 de la noche.
Tuve que tomar una dolorosa decisión y dejé las clases de Gimnasia (Se decía entonces) en el Instituto para dedicarme en cuerpo y alma al  Judo en el tercer Kyoto, pero eso vendrá otro día.
            Mientras tanto,  el Presidente de la Federación Castellana N.O.,Sr. Talavera, estaba entusiasmado en que hubiera ya dos provincias de su Federación en que existieran  clubs de Judo, ya que hasta la fecha solo había  club en Valladolid.
            Fue muy importante su apoyo como la del maestro Epi, para continuar progresando en la práctica de nuestro deporte.
El Presidente Talavera, con frecuencia nos invitaba tras el entrenamiento a la Cafetería Daytona, donde un periodista amigo, tomaba nota del desarrollo de las actividades para publicar en la prensa local. (Curiosamente la prensa de Valladolid publicó antes que la de León las actividades del Club Kyoto).

León 12 de Junio de 2020.

24 may. 2020

EXAMEN DE CINTO.


EXAMEN DE CINTO.

            Al final de los años 60. un viernes Epi, dijo que el sábado había que madrugar, iríamos pronto a Madrid. A entrenar dijo él. Llegamos a un gimnasio en un semisótano, perteneciente a una universidad donde había varios tatamis instalados y allí se descubrió que era una competición para examen de cinto negro.
Con el tiempo reglamentario de permanencia de un año en el grado de marrón y tres años mínimo practicando judo, durante tres horas semanales, mínimo, se podía optar al examen de Cinto negro que se dividía en dos partes. Competición y Técnica
            La convocatoria se hacía una vez al años y allí concurrían los aspirantes de toda la geografía nacional, reuniéndose mas de un centenar.
            Sin tener en cuenta el peso, se formaban ligas de seis aspirantes, de modo que se hacían cinco combates por grupo todos contra todos. El resultado final del combate puntuaba así: El Ippon daba 20 puntos. El waza-ari, 17 puntos. El yuko 15 puntos y el combate nulo 0 puntos. La derrota en combate resta 10 puntos y el mínimo para poder pasar al examen técnico era obtener 51 puntos podía realizarse en esa convocatoria o en la del año próximo.
            El primer combate, resultó un éxito victoria por Ippon y 20 puntos. El segundo de nuevo 20 puntos. El tercero derrota y menos 10, el cuarto de nuevo victoria y 20 más, lo que totalizaba 50, solo faltaba 1 punto. Mi último rival estaba como yo. A falta de un punto y tras un combate agotador, por los cuatro anteriores, por el asfixiante calor del semisótano y sobre todo por la presión del momento, resultó un fracaso para ambos. Combate nulo y con un total de 50 puntos, vuelta a empezar para la próxima vez.
            A veces para completar ligas, sobre todo entre los últimos grupos, había la posibilidad de reengancharse en una segunda liga para completar la puntuación, pero el agotamiento era tan grande que era muy difícil ganar en ese segundo intento.
            De la expedición que partió de Valladolid en el coche, volvimos sin conseguir ninguno la puntuación para pasar e la fase técnica. Es muy frecuente que en el primer intento de obtener los puntos, no se consiguieran, nos consoló Epi.
            De modo que había que esperar algún tiempo mas, para poder atar mi primer cinto negro.
            Lo mejor de aquel viaje fue conocer a D. Roland Burger. Director técnico de la Federación Española, quien se interesó por la situación del Judo en León y con quien estuve en contacto desde aquel día.
            Entonces no sabía que tras la muerte de Epi, en accidente de tráfico, él iba a ser mi maestro y guía en la enseñanza del Judo.

21.05.2020